hero

Prensa y difusión

DIARIOS LOS ANDES- Una adolescente mendocina sufrió acoso virtual por 5 años

El “grooming” (también llamado ciber acoso sexual) es un delito silencioso, que no deja de crecer y que -en situaciones extremas- puede ser la puerta de acceso a un delito mucho más grave si no es detectado y denunciado a tiempo.

Y las presas más comunes son los adolescentes, teniendo en cuenta que las redes sociales y el universo virtual se han transformado en su segundo hogar (si es que no es el primero) y es allí donde merodean los acosadores.

Una chica mendocina, que desde hacía más de 5 años era acosada virtualmente y extorsionada vía Facebook y WhatsApp por un groomer -así se llaman los depravados que cometen estos delitos-, se animó y denunció recientemente la tormentosa situación en la que estuvo entre los 11 y los 16 años.

Lo hizo también vía internet, contactándose con la ONG Grooming Argentina, desde donde no sólo le brindaron contención especializada y la acompañaron, sino que además se contactaron con la madre de la víctima y -en conjunto- presentaron una denuncia penal contra el acosador.

“La chica no se lo dijo a sus padres primero, sino que fue ella quien directamente se contactó con nosotros por las redes para denunciar lo que le estaba pasando. Es un fenómeno que nos llama mucho la atención, que confíen en algo que no están viendo y que tengan ese exceso de confianza.

Por internet se contactan con un groomer y de esa misma forma se contactó con nosotros”, sintetizó Hernán Navarro, uno de los directores de la ONG que por estos días ha lanzado una fuerte campaña nacional para prevenir este delito -con un spot que tiene fuertes repercusiones en los medios audiovisuales de todo el país- y desde donde impulsan además la sanción de una ley que exclusivamente ataque y castigue el grooming.

Cada vez es más común que se den estos casos en la provincia. “El grooming y la pornografía infantil son los dos ciberdelitos más denunciados en Mendoza. Y lo más preocupante es la velocidad con que aumentan estos casos”, destacó el abogado especializado en el tema Jorge Chaves, quien se desempeña en el área de Prevención de actividad criminal contra menores del Ministerio de Seguridad.

Extorsión sistemática

El reciente episodio del que tomó conocimiento e intervención Grooming Argentina tiene como protagonista a una adolescente que actualmente tiene 16 años y que vive en la Ciudad de Mendoza. Cuando tenía 11 años y desde un perfil apócrifo de Facebook, un joven se contactó con ella y -siempre de forma virtual- fueron entrando en confianza. A tal extremo de que la chica le confió su número de celular, por lo que luego las charlas continuaron por WhatsApp hasta hace poco tiempo.

“La chica venía sufriendo ataques sistemáticos, todos los días la extorsionaban por Facebook y WhatsApp, por eso se contactó con nosotros. Hubo todo un trabajo de inducción hacia la víctima y por eso ella le confió su celular. Estas personas son muy hábiles al momento de generar confianza”, destacó Navarro al referirse a los 5 años que duró la pesadilla.

Ni bien tomaron conocimiento de la situación, desde la ONG quedaron a disposición de la adolescente y pusieron a peritos y especialistas para acompañarla. “Nos dijo que todavía no le decía nada a sus padres y nosotros actuamos reforzando el vínculo.

Por suerte pudimos hablar con la madre y nos presentamos las dos partes a hacer la denuncia”, destacó el director de Grooming Argentina.
Ahora es la Justicia la que está investigando y busca determinar la identidad de quien se esconde detrás del Facebook y del celular con el que acosaban a la menor mendocina.

Delito en alza

Jorge Chaves, por su parte, también se refirió a varios casos mendocinos de los que ha tomado conocimiento desde su función y a raíz de distintas charlas que ha brindado en escuelas. “En los últimos meses un grupo de chicos que estaba en el último año de una escuela secundaria de Mendoza también lo sufrió.

Ellos habían compartido por privado en redes sociales fotos comprometedoras y quien los extorsionaba les exigía a los chicos que obligaran a otros compañeros a mandar fotos en situaciones eróticas si no querían que sus fotos se hicieran públicas”, relató el abogado.

Navarro, de Grooming Argentina, indicó que uno de los señuelos a los que más recurren los acosadores es el de ofrecerles a sus víctimas cargarles crédito en el celular a cambio de una foto íntima.

“El grooming puede ser la antesala a un delito peor, como ocurrió en el caso Ludmila” (Di Venuta, una chica de 15 años que tras permanecer una semana desaparecida, fue hallada con vida y el principal sospechado de su secuestro es un jardinero, a quien investigan por usar perfiles falsos en Facebook para captar víctimas), especificó el vocero de la ONG.

“Si bien muchos groomers encuentran una satisfacción sexual personal en este delito, también hay ocasiones en las que detrás de esto hay redes de pornografía y prostitución infantil”, agregó.

Chaves, a su turno, también especificó que -de acuerdo a su experiencia- a los varones es más común que se los aborde por medio de WhatsApp. “Ha pasado de chicos a los que les mandan una foto de una mujer desnuda (haciéndose pasar por ella del otro lado) y les empiezan a pedir a cambio fotos de ellos eróticas o desnudos.

Mucho chicos sufren extorsiones con las fotos que mandan o, si se niegan, reciben mensajes mafiosos”, explicó el especialista del Ministerio de Seguridad.

Buscan que haya una ley específica 

La ONG Grooming Argentina lanzó por estos días una fuerte e impactante campaña de concientización sobre este delito.
Uno de sus directores, Hernán Navarro, indicó que -además- están trabajando en detalle para presentar un proyecto de ley que castigue específicamente el grooming.

Si bien la Ley 26.904 incorpora en el Código Penal el Artículo 131 (“Será penado con prisión de seis meses a cuatro años el que, por medio de comunicaciones electrónicas, telecomunicaciones o cualquier otra tecnología de transmisión de datos, contactare a una persona menor de edad, con el propósito de cometer cualquier delito contra la integridad sexual de la misma”), los miembros de la ONG quieren ir por más.

“La 26.904 es una ley muy subjetiva, porque habla de ‘cometer cualquier delito’ y se pierde la escencia con eso. Nosotros consideramos que el simple hecho de contactar a un chico ya tiene trasfondo de delito”, destacó Navarro.

 

El paso a paso hacia un delito

El grooming o ciber acoso es un delito que tiene como blanco a adolescentes y chicos, y consiste en perseguir y extorsionar a las víctimas para que compartan información, fotos y videos de ellos por distintas redes sociales en situaciones de intimidad.

“El grooming es el medio de captación de los pedófilos en las redes sociales. Nosotros entendemos que supervisar las redes sociales no es sinónimo de invadir la privacidad de los chicos con respecto al mundo adulto.

La ONG trabaja la problemática desde un abordaje integral de la víctima y un fuerte eje en prevención”, indicó Hernán Navarro, de Grooming Argentina.

La primera etapa de este delito consiste en establecer el contacto con el adolescente. Generalmente se hace con una solicitud de amistad o un mensaje privado desde un perfil inventado.

Luego viene el momento en que genera confianza y para esto el groomer es manipulador. La tercera etapa es la de la erotización, donde sutilmente (o no) el acosador empieza a indagar en aspectos privados y de la intimidad sexual del chico, y es aquí donde se da el envío de fotos o videos. La etapa final ya es la de extorsión o sometimiento, donde aparecen las condiciones a cambio de no hacer públicas las imágenes enviadas.

“Hay algunas medidas a tener en cuenta para prevenir. Nunca hay que subir a las redes sociales fotos o videos en situación erótica o sexuales. Si alguien que no conocemos nos envía una solicitud de amistad, antes de aceptarla miremos las fotos que tiene y amigos en común.

También hay que tener en cuenta que los depravados sexuales siempre muestran quiénes son y empiezan a preguntar sobre sexo. Si eso ocurre, hay que bloquearlo, eliminarlo de Facebook e incluso recurrir a la Fiscalía a hacer la denuncia”, sentenció Chaves.

 

Categorised in:

This post was written by admin

Si querés colaborar con Grooming Argentina comunícate con nosotros:

 Haciendo click aquí

×

Si querés sumarte a nuestro equipo de voluntarios dejanos tus datos y a la brevedad nos pondremos en contacto.

 




×

Si estás interesado en los cursos, talleres y capacitaciones para niños y adultos, escribinos:

 Haciendo click aquí

×